Google+ Followers

domingo, 11 de noviembre de 2012

Epigenética: La nueva frontera de la medicina


Epigenética: La nueva frontera de la medicina

 
Doctor Esteller

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/11/121108_epigenoma_frontera_am.shtml


 Comentario

Micronutrientes de la dieta tienen la
capacidad natural de mantener
una fisiología correcta
sin residuos tóxicos ni efectos adversos


Cuando el "legado" genético recibido es portador de alteraciones adquiridas por el estilo de vida de
nuestros ascendientes desarrollaremos
cáncer si nuestro estilo de vida
permite su actividad

Los genes se expresan o silencian en función de los comportamientos o decisiones individuales autónomas al adoptar o seguir un estilo de vida elegido o preferido, la mayoría de las veces en función del placer o el deseo sin tener en cuenta efectos nutritivos o carenciales. La abundancia y variabilidad en la oferta actual de alimentos, tambien manipulados desde la más absoluta ignorancia del "secreto" bioquímico de la vida, además de los hábitos tóxicos, han relegado o “difuminado” aquellos alimentos esenciales para la vida que fueron o estuvieron presentes y predominantes en la oferta que la Naturaleza hacía para el sustento de nuestros antepasados.
Según el tipo de alimentación preferida o elegida los micronutrientes contenidos en ella o carentes en ella ejercerán su influencia en el ADN permitiendo que se activen genes de forma positiva o negativa para la vida (salud o enfermedad)
Para la medicina oncológica y para la humanidad el cáncer es una enfermedad desconcertante, el cáncer es la enfermedad de las “mil caras” -en mi opinión no existen diferentes tipos- aunque en sus aspectos parezcan diferentes, su etiología y comportamiento son siempre los mismos: una reprogramación celular avasalladora y destructiva que aniquila la biología y la fisiología características de nuestra especie, la célula cancerosa, enferma o transformada lleva el germen o la impronta de un programa independiente, pero ella, con su "legado genético" es el producto final de una larga cadena de alteraciones bioquímicas, que se inicia desde y por las carencias de micronutrientes esenciales, por hábitos tóxicos, por tóxicos del ambiente que son todos ellos clasificados como factores de riesgo que sobrecargan las funciones de "filtrado y limpieza" para acabar contaminando el “ambiente célular” -las células de cualquier especie sólo pueden sobrevivir de forma programada, crecer, reproducirse y mantener una población “saludable” dentro de ciertos límites de condiciones y recursos-, a pesar de estas peligrosas situaciones  el ser humano no es una especie fácilmente vulnerable, nuestros órganos protectores llevan durante toda nuestra vida una función “heroica, una gran batalla" por la supervivencia, enfrentándose a carencias que debe producir y adquirir interconvirtiendo y a los “venenos” que por hábitos o preferencias personales, por un ambiente contaminado y también por "recomendaciones" de dudosa "necesidad" que contribuyen a la sobrecarga tóxica, que  de forma voluntaria o inducida y contra las "reglas" naturales introducimos o dejamos que introduzcan en nuestro organismo.   


Las células humanas portadoras de genes que puedan expresar actividad tumoral solo podrán sobrevivir y  “florecer” sobre un terreno depauperado y en un ambiente adulterado, es imposible que en un organismo cuyas funciones no han sido alteradas y violadas sobrevivan células cancerosas.

El pensador


Predomina mucho más la RAZÓN DE LA FUERZA
que la FUERZA DE LA RAZÓN


Francisco Martín Acris
Diplomado Universitario
Crecimiento Celular y Cáncer
Nutrición y Dietética I y II

fmacris1929@gmail.com



La Línea de la Concepción, Noviembre 2012

No hay comentarios: