Google+ Followers

lunes, 10 de septiembre de 2012

Cristina Fernández de Kirchner y Monsanto


Células pluripotentes


Serie: Crónicas breves de opinión



Células

pluripotentes,

Intestino grueso y

cáncer



Celulas madre mesenquimales


Apéndice, ciego e íleon intercomunicados
Fuente internet


Células madre embrionarias transportadas
por el cordón umbilical pudieran ser
las responsables del cáncer (1)



“... Tenemos una tendencia enorme  a clasificar
como no relevante lo que no entendemos..."
Thomas Gingeras,  genetista
De su entrevista en Redes, 31:
”…Los dos códigos que gobiernan la vida…”


Mis investigaciones me llevan a establecer la hipótesis de que todos los canceres se podrían iniciar a partir de células madre procedentes de residuos embrionarios (CMPOEIG – Células madre pluripotentes de origen embrionario del intestino grueso -) existentes en el intestino grueso (Es muy probable que el desorden empiece en el intestino). Un ambiente tóxico con un pH ácido y putrefacciones intestinales por retraso en las evacuaciones de residuos (estreñimiento) podrían favorecer alteraciones bioquímicas intracelulares que produzcan metilaciones  anormales – La metilación de ADN es una característica relevante de las células madre - que modificarían los programas  celulares en cualquiera de las estirpes de células madre: Células Hematopoyéticas (sistemas sanguíneo e inmune), Células Pulmonares, Neuronas, Células Pancreáticas, Células Cardíacas, Cartílago y hueso y Células Epiteliales. Cualquier célula alterada de estas estirpes podría recibir la demanda de su actividad por necesidades funcionales provocadas por daños que necesiten reparación o para reponer la población de células cuyo número deba permanecer constante o suficientes, su “viaje” al órgano o tejido dañado lleva la impronta genética de un nuevo programa ajeno a nuestra biología, es un “mensajero inmortal” portador de una siniestra reproducción constante y acelerada; si esto es así, en este preciso momento asistimos al establecimiento de la primera célula cancerosa y que tras dos o tres décadas de solapado y silencioso crecimiento dará lugar a la formación de una masa tumoral compuesta por células cancerosas que denominamos Cáncer. Otra posibilidad, es que el ambiente interno derivado de un estilo de vida incorrecto, debido a la alimentación y los hábitos tóxicos,  puedan generar  y favorecer la actividad de sustancias víricas que hagan regresar a las células funcionales a un estado embrionario,  en este caso serian células madre pluripotentes inducidas por el ambiente (CMPIA), lo que darían lugar a células cancerosas diferenciadas del tejido del cual proceden, hecho poco probable que suceda, con el paso del tiempo se hacen más especializadas y menos versátiles;  en un ambiente “normal” una célula de mamífero cumplirá su programa sin posibilidad de desdiferenciarse, por lo que no es probable su regreso a un estado primitivo. De estas hipótesis, las células madre pluripotentes del intestino grueso (CMPOEIG) tienen un mayor riesgo de convertirse en células cancerosas, favorecidas por el ambiente característico del medio, causado por estilos de vida y alimentación no saludables.

En el momento oportuno y cuando sea requerido por “sectores de poder” o “científicos interesados”,  pocos, según mi experiencia personal,  explicaré los motivos que han dado lugar a esta hipótesis.

(1)  Si se confirma mi hipótesis podríamos conocer el origen y
las causas de las neoplasias malignas.

El pensador


Francisco Martin Acris
Investigador Naturista
Diplomado Universitario
Crecimiento Celular y Cáncer
Nutrición y Dietética I y II





La Línea de la Concepción,


Agosto 2010


Publicado en prensa