Google+ Followers

jueves, 30 de agosto de 2012

Evoluciona el tratamiento del Cáncer




Reducir no, eliminar totalmente las quimioterapias. ¿Cómo serán los fármacos “personalizados”?. Es difícil que un fármaco reúna  las propiedades para restaurar las alteraciones bioquímicas que dan lugar o generan neoplasias malignas y que a la vez carezca de efectos adversos.  La información genética puede ser modificada por marcas o factores epigenéticos lo que hace muy difícil conseguir fármacos específicos para silenciar o activar la expresión de los genes. Los test genéticos realizados en el futuro no podrán ser una prueba fiable para determinar  el tipo de cáncer porque los genes siempre están sujetos a factores epigenéticos. La desaparición de la quimioterapia dependerá más del incremento de su fracaso y sobretodo del “aguante” comercial de las empresas interesadas y la tolerancia de los poderes políticos.

En memoria de Mariam Suárez


Adolfo Suárez

  
Mariam Suárez Illana



  
Cita de su libro, Diagnóstico cáncer

"... abierta para saber preguntar y valiente para oir cualquier
contestación acerca de una enfermedad sobre la que casi
siempre hay más preguntas que respuestas..."
Antonio Brugarolas (página 229)

"...El libro es, en cierto modo, una lección y un reto para
el personal médico: tenemos que aprender y enseñar, resaltar
lo que vale la pena y puede ser útil a otras personas que están
tratando de superar los mismos problemas..."
Antonio Brugarolas (página 232)



"... Un día fui a confesarme y le conté todo al sacerdote: que estaba muy enfadada con Dios, que yo no había sido tan mala, que era joven, que tenía unos niños, una familia, que me parecía injusto.

Y el me dijo: Tienes que dar gracias a Dios.
¡No, hombre, no! No puedo llegar hasta ahí. ¡No puedo dar gracias por tener un cáncer!.



Si, tienes que dar gracias porque te lo ha mandado en una época en que se cura. (1)

Al principio me resistía a aceptarlo, pero luego, tras pensarlo mejor, llegué a la conclusión de que tenía razón..."

De la página 52, "...Yo solo creo en Dios y en Brugarolas..."

Mi comentario: 
(1) "Dios no manda enfermedades" y mucho menos incurables a pesar de las afirmaciones gratuitas. Estas opiniones irresponsables, indocumentadas y ajenas a la realidad hacen mucho daño, crean falsa ilusión, frenan las dudas e impiden que los enfermos continúen buscando otras posibles soluciones para su enfermedad. El silencio es el consejo que le doy a los que opinan sin saber, impresionados y convencidos por un sistema QUE NO FUNCIONA y que por sistema e ignorancia amparándose en una ley injusta pone obstáculos y freno al desarrollo de la única forma capaz de curar el cáncer: LA MEDICINA NATURAL









Seguiré construyendo desde el dolor y el más absoluto respeto: mi mayor ilusión es que tu historia sirva para comprender la verdad y de ayuda a otras mujeres