Google+ Followers

martes, 15 de mayo de 2012

La importancia del ayuno frente al cáncer

Ayuno




  El ayuno
Enlace



Doctor Karmelo  Bizkarra

El arte de saber alimentarse
Enlace



Mi opinión:
El ayuno es el "primer paso" tras un
diagnostico de cáncer




La intoxicación asintomática y solapada endógena es causa de la mayoría de las enfermedades que padecemos, es muy peligroso introducir más tóxicos en el organismo porque van a contribuir a agravar, aumentar y contaminar mucho más el ambiente celular, si seguimos practicando técnicas que tienen efectos adversos generados por tóxicos, el cáncer seguirá siendo una enfermedad creciente, si no evitamos el ingreso de tóxicos y no conseguimos optimizar las funciones desintoxicantes del organismo continuaremos sufriendo enfermedades graves.
Las enfermedades degenerativas pueden afectar a diversos órganos o tejidos del cuerpo. Hay enfermedades degenerativas del cerebro, (como el Alzheimer y el Parkinson), enfermedades degenerativas articulares (como la artrosis de columna, cadera o rodilla); enfermedades degenerativas oculares (de la córnea o de la retina); enfermedades degenerativas óseas (osteoporosis), y muchas otras entre las que se incluyen: la hipertensión, la artritis, esclerosis múltiple, arteriosclerosis,  fibromialgia, diabetes, la enfermedad de Creutzfeldt Jacob (versión humana del mal de las vacas locas), el cáncer y sida.



La carencia de sustancias esenciales y el exceso de hábitos tóxicos favorecen las enfermedades degenerativas "crónicas", es un estilo de vida relacionado íntimamente con una alimentación incorrecta o irracional, además de hábitos no saludable

El ayuno es el remedio principal de numerosas enfermedades porque ataca a su raíz. Hipócrates, el Padre de la medicina (siglo V antes de Cristo) decía "la impurificación humoral es la causa de todas las enfermedades, en los acrecentamientos mórbidos debe suprimirse la alimentación, se provoca un gran mal si se sigue comiendo, cuando más se nutra un cuerpo cargado de humores más aumenta el mal".

La importancia del ayuno en la enfermedad


Cuando somos diagnosticados de una enfermedad no transmisible, la respuesta inmediata es iniciar un ayuno consumiendo solo agua, el ayuno debe alargarse lo máximo posible en el tiempo y será variable según el estado de plétora de cada persona (excesos endógenos y liberación de la “sobrecarga antigénica” hepática).

Con el ayuno aprendemos a confiar en nuestro organismo, en nuestras propias fuerzas, liberamos los tejidos de toxinas, es un mecanismo de filtrado y “limpieza” de la matriz extra celular con el fin de eliminar sustancias que son las causas de patologías no transmisibles,   no solo purifica el cuerpo físico, también nuestra mente; en la naturaleza el ayuno es un proceso natural, cuando un animal está enfermo se suele abstener de todo alimento;  en enfermedades graves es necesario ayunar para provocar una autofagia celular y la limpieza de la matriz.

El ayuno y la dieta hipocalórica e hipo proteica –rica en crudos- favorece  el “vaciado” de las células hacia la matriz y activa su  sistema autofágico. Estimula  el “reciclado”  de material evolutivo acumulado en el interior de la célula (transposones, trozos o fragmento de ADN parasitario, genes víricos, toxinas (físicas o químicas) etc. Acción de gran importancia para desintoxicar el “ambiente” intracelular (“Mecanismo de limpieza”). Las principales ventajas que las células obtienen de la actividad autofágica son el rejuvenecimiento y la adaptabilidad. Gracias a este reciclado o recambio, las células reponen de manera constante sus constituyentes con otros nuevos, lo que les permite mantenerse en una casi perpetua juventud. La otra gran ventaja importante es su adaptabilidad, la porción celular destruida se reemplaza por otra más adecuada que va a permitir revertir un “programa maligno”. Acciones que contribuyen de manera decisiva a la “pureza” del medio, absolutamente importante y necesario para recuperar su programa y curar la enfermedad. Probablemente mi afirmación siguiente sea calificada de hipotética e intuitiva pero creo que la característica de división permanente y acelerada de la célula en el caso de las neoplasias malignas necesita un consumo constante de energía, con el ayuno y una alimentación hipocalórica podría ser  insuficiente la energía recibida, lo que puede “obligar” a estas células madre de “nuevo programa” a una apoptosis generalizada. El ayuno acelera la autofagia y predispone al suicidio (apoptosis) de las células cancerosas, una célula cancerosa no puede vivir más de tres segundos sin nutrientes. El ayuno favorece el metabolismo de la “carga hepática de toxinas” y permite la metabolización de hormonas, productos químicos, drogas y toxinas. Debido a un hígado sobrecargado un porcentaje elevado de  enfermedades tienen una relación directa con esta sobrecarga hepática por lo que estimulando su función  desintoxicante podemos tratarlas de forma específica. 

Las tres fases del ayuno

Primera fase
El combustible principal es la glucosa y todos los glúcidos e hidratos de carbono. Primero se consume la glucosa circulante y después lo hacen las reservas de glucógeno del hígado y del músculo.


Segunda fase
La hipoglucemia marca la segunda fase del ayuno, caracterizada por el consumo de la grasa. La hipoglucemia pone en marcha los mecanismos que dirigirán el consumo de la grasa en esta 2ª fase


Tercera fase
Esta fase marca el final del ayuno, pues al llegar a esta etapa el apetito vuelve, ahora es imprescindible comer y evitar la inanición. (Seguir la alimentación según mis consejos)


La gran decisión: Comer para vivir.
Come con hambre y bebe agua cuando haya sed. Es fácil y sano
dejarse llevar por los “mensajes naturales

Se debe practicar el "ayuno terapéutico", esto es, después de una ingesta, esperar el “mensaje de hambre” para volver a comer, en ese tiempo de espera beber vasos de agua con unas gotas de jugo de limón. Esta forma de ayuno corresponde a la tercera fase, repetida seguidamente:
Tercera fase
Esta fase marca el final del ayuno, pues al llegar a esta etapa el apetito vuelve, ahora es imprescindible comer y evitar la inanición. (Seguir la alimentación según mis consejos)
 Los alimentos durante esta fase deben ser crudos: Ensaladas, frutas, frutos secos sin manipular, pan integral y agua.
Cita de Wikipedia
“…Al no ingerir alimentos, los sistemas naturales de desintoxicación del organismo tienen la oportunidad de purgar al cuerpo de sustancias nocivas que se pudiesen haber acumulado .Al limpiarse el tracto intestinal la eficiencia de la digestión  aumenta , resultando esto en una más completa asimilación de los nutrientes ingeridos. Al ingresar en un estado de ayuno avanzado, el cerebro segrega grelina, un químico cerebral que tiene un efecto nootrópico (estimulante de la memoria). El ayuno intermitente promueve la secreción de neurotrofinas, las cuales son muy importantes en el proceso de neurogénesis…”


Intoxicación hepática y cáncer

Existen más de un millar de drogas que se han implicado en el daño hepático. Muchos elementos químicos causan daño subclínico, es decir, que no se manifiesta con alguna sintomatología y que se presentan solo con resultados anormales de las enzimas hepáticas. La hepatotoxicidad es responsable de un número considerable de ingresos hospitalarios y un porcentaje elevado de las causas de insuficiencia hepática, que favorece muchas enfermedades, entre ellas el cáncer. 

La acumulación de toxinas “sobrecarga antigénica” (Hábitos nocivos y residuos tóxicos), -debido a un hígado "desbordado"-, insuficiente para eliminar los tóxicos que contaminan las células madre mesenquimales intestinales, procedentes de la vida intrauterina, junto a la carencia de sustancias esenciales, que están contenidas en los alimentos de consumo pobre debido al estilo de vida habitual de las sociedades industrializadas, contribuyen a alterar el metabolismo de la bioquímica celular, dando lugar a un nuevo programa de aquellas células mesenquimales dotadas de  marcadores epigenéticos “heredados” de las células madre embrionarias. El funcionamiento inapropiado de los sistemas de detoxificación del hígado es un factor de riesgo importante para el desarrollo del cáncer.


Glutatión, protector hepático

El glutatión es indudablemente el antioxidante más importante, su déficit favorece el desarrollo del cáncer. Todos los seres vivos, humanos, animales y plantas lo tienen. Es imprescindible para sobrevivir. El glutatión, ayuda a proteger las células de las especies reactivas de oxígeno como los radicales libres. En los alimentos, el glutatión se encuentra en las frutas y otros vegetales. El aguacate y las nueces son alimentos especialmente ricos en glutatión, de ahí la importancia de la dieta que influye de forma decisiva en los mecanismos de metilación para la detoxificación hepática. Las recetas de licuados de jugos verdes aumentan las reservas de glutatión y contribuyen a una perfecta metilación del ADN y las HISTONAS.

Recomendaciones durante la Desintoxicación hepática
Consuma solo frutas como desayuno, almuerzo y cena, frutos secos no manipulados. Evite las situaciones de estrés. Mantenga una higiene externa e interna adecuadas. Realice una actividad física acorde con sus necesidades. Beba agua de  baja mineralización.

Jugo de limón para iniciar la desintoxicación hepática y celular

Las nueces y la vida

Las Nueces aportan  Fibra, Hidratos de Carbono, Proteínas y muchas calorías. No se deben comer más de 3 ò 4 al día, excepto en situaciones de semi ayuno (como la indicada aquí) debido a enfermedades graves, con el fin de nutrir de forma conveniente a los enfermos.

Las Nueces contienen:

Vitaminas: A, B1, B6, E. Minerales: Potasio, Fósforo, Calcio, Magnesio, Zinc, Cobre, Hierro. Acido alfa-linolénico, Acido graso Omega-3, Folato, Aminoácido esencial (metionina), Niacina, Taninos (en su piel).

Una medicina racional y regeneradora debe ir contra las causas, además de aliviar los síntomas. La dieta siempre mejora los resultados, las frutas y las verduras crudas deben ser los alimentos básicos de la DIETA DIARIA, su riqueza en vitaminas y antioxidantes son imprescindibles para mantener la salud y retrasar el envejecimiento, los alimentos crudos son necesarios para una correcta función bioquímica del organismo. El estilo de vida y el  ambiente influyen de forma decisiva en los resultados: condiciona y altera de forma sustancial la veracidad de las investigaciones y de los diagnósticos de las enfermedades. La actual concepción de la medicina convencional debe ser modificada. Creo que en el futuro, la morbilidad y la discapacidad atribuida a las enfermedades no transmisibles más importantes, como las cardiovasculares, la diabetes tipo II y determinados tipos de cáncer, enfermedades degenerativas etc. deben ser tratados con una DIETA racional y naturalizada, debe ser esencialmente una medicina regenerativa que  educa a las personas para que vivan sin enferma.

El ayuno corto o terapéutico junto con agua y frutas aumenta la reserva de Glutatión, favorece la metilación del ADN y las Histonas, potencia la función hepática, activa la desintoxicación de la sangre y la enriquece, desintoxica el intestino, libera de tóxico la matriz extracelular, acciones que optimiza la lucha contra las enfermedades no transmisibles y los efectos adversos de los fármacos utilizados por la terapia convencional.

Principales coadyuvantes de la función hepática: Agua, limón.


Después visitenme y hablamos

Teléfono 956171460

Consejos siempre gratuitos

Francisco M. Acris (Paco Acris 1929)
Investigador Naturo Higienista

Diplomado Universitario
Crecimiento Celular y Cáncer
Nutrición y Dietética I y II




La Línea de la Concepción, Julio 2008


Cita:     “…Hemos adquirido el hábito de llamar al médico por la más trivial de las enfermedades y, donde no hay médicos, se busca el consejo de simples curanderos.  Vivimos con la fatal ilusión de que ninguna enfermedad puede curarse sin medicamentos.  Esta creencia ha hecho más daño a la humanidad que cualquier otro mal.  No cabe duda de que tenemos que curarnos las enfermedades, pero no son los medicamentos los que las curan.  Y no sólo son éstos sencillamente inútiles, sino que a veces son decididamente nocivos.  El hecho de que un hombre enfermo tome pócimas y medicamentos es tan tonto como intentar cubrir la mugre que se ha acumulado en el interior de una casa.  Cuanto más se la cubre, más rápido será el proceso de putrefacción.  Y lo mismo sucede con el cuerpo humano.  La enfermedad o el malestar es sólo la advertencia que nos hace la Naturaleza acerca de que hemos acumulado inmundicias en alguna parte del cuerpo: sin duda, sería sabio dejar que la Naturaleza la removiera, en lugar de cubrirla con la ayuda de medicamentos...”
MAHATMA K. GANDHI


Cita de Internet: El ayuno consciente



“…Hay que acabar con la cara angelical de la ciencia…”
Jaques Leibowith
Unidad de Virología e Inmunología
Hospital Raymond Poincard (Garches
(La guerra contra el cáncer. La noche temática, Rtve2)

Enlace del video

http://www.youtube.com/watch?v=ZXp5W9aaBq0

Ha visto como los intereses están por encima de la vida

El Doctor J.O.G. puede curar el cáncer con mi tratamiento
dietético, pero yo soy un desconocido que carezco de credibilidad
frente a tantas eminencias, que tratan de desprestigiarme y marginarme,
siendo despreciado por la ciencia y por el pueblo

Profesor y Médico Arturo O`byrne

Nadie está autorizado a prescribir fármacos o medicamentos o complementos de los llamados alternativos si no está capacitado legalmente para hacerlo, ni siquiera el enfermo debe consumir sin autorización del médico, tampoco nadie debe aconsejar al enfermo que deje un fármaco prescrito por un facultativo,  únicamente el enfermo por voluntad propia o su médico están autorizado a hacerlo.
Si lo creen oportuno deben consultar con un experto en Salud Pública. La información incluida en este sitio Web tiene como único propósito ser útil e instructiva.


2 comentarios:

Jose Luis Curiel Cruz dijo...

Excelente información Don Francisco, gracias por compartir

Francisco Martin Acris dijo...

Muchas gracias José Luis.